Tu silla ergonómica para la oficina

Deja que tu cuerpo descanse mientras trabajas

Las sillas que cuidan de tu cuello, espalda y lumbares

Modelo Verónica

365€

Transporte + IVA  incluidos

Uno de los modelos más destacados de Tu Silla Ergonómica. Verónica es una silla muy funcional, que cumple con las mayores exigencias ergonómicas.

Ideal para todas las estaturas inferiores a 1,75 metros de altura

Modelo Venezia

450€

Transporte + IVA  incluidos

Venezia es una silla grande y robusta. Una silla regulable en todas sus partes y que cuidará muy bien de tu espalda

Ideal para estaturas desde 1,65 hasta 2 metros de altura

Modelo Escarlatta

540€

Transporte + IVA  incluidos

Escarlatta es una silla elegante y con mucha clase. Escarlatta cuidará de tu salud, y se adaptará a todas las necesidades de tu cuerpo.

Ideal para estaturas desde 1,65 hasta 2 metros de altura

Las personas que trabajamos en una oficina, pasamos 40 horas a la semana sentados en una silla. Eso son 160 horas al mes, y 1.760 horas al año. En 30 años de trabajo supone 52.800 horas, lo que equivale a 2.200 días, lo cual equivale a 6 años sin parar de estar sentado en una silla.

Imagina estar sentado en una silla sin levantarte durante 6 años seguidos.

El cuerpo del ser humano no está preparado para ésto. Si no previenes, las consecuencias para tu salud son muy graves, tales como llegar a tener chepa, o tener que someterte a una operación quirúrgica cuando no haya más remedio.

Un grave problema de espalda nos impediría llevar una vida familiar y social normal, nos impediría hacer deporte, viajar, y disfrutar de lo que verdaderamente importa.

La tecnología y la ergonomía han creado una solución para este grave problema, la cual se trata de una silla ergonómica profesional.

Tu salud es lo más importante, cuida de ella sentándote correctamente en una buena silla ergonómica, y disfruta de una vida familiar y social plena en el futuro, así como de una vejez sin dolor.

¿Qué daños provoca en tu salud una mala postura en el trabajo?

Si tienes alguna de estas dolencias, ha llegado el momento de cambiar de silla en la oficina:

 

  • Tienes lumbalgia, ciática, o hernia discal
  • Sientes molestias cervicales cada día
  • Dolor en la zona baja de la columna vertebral
  • Tienes dificultad para mantener la concentración
  • Molestias lumbares que se van acentuando
  • Pesadez en las piernas y en los brazos
  • Malas digestiones después de comer
  • Dolores de cabeza producidos por una mala circulación sanguínea 

Gracias al uso de una silla ergonómica disminuirán estas dolencias, incluso algunas llegando a desaparecer:

 

  •  Lumbalgia
  • Ciática
  • Hernia discal
  • Molestias cervicales
  • Molestias en la columna vertebral
  • Escasa concentración
  • Comprensión de la caja torácica
  • Dolores lumbares
  • Trastornos en los brazos
  • Pesadez en las piernas
  • Presiones musculares excesivas
  • Excesiva presión en el aparato digestivo
  • Se mantiene correctamente la postura natural de la columna vertebral
  • Las digestiones son más ligeras al dejar de ejercer presión sobre el aparato digestivo
  • La relajación que recibe el diafragma hace que la respiración pulmonar sea más completa
  • Al mantener los músculos sin tensión desaparece el dolor y contracturas
  • El peso de la columna se descarga sobre pelvis y rodillas, no sobre el sacro
  • Disminución de la tensión y presión sobre la cintura y la cadera
  • Se evita el entumecimiento de las piernas gracias a la reducción de la presión en los músculos
  • Movilidad para permitir que el cuerpo pueda hacer movimientos relajados
  • Apoyabrazos para descansarlos sobre la silla y no sobre la parte superior de la espalda
  • Soporte lumbar que mantenga la curvatura natural del hueco entre espalda y silla
  • Curvatura en cascada para aliviar la presión sanguínea, evitando así pies fríos y venas varicosas
  • Acolchado resistente que no pierda elasticidad con el paso del tiempo
  • Altura regulable para que las piernas formen un ángulo de 90º con respecto al suelo
  • Transpiración de los tejidos para evitar el sudor y malestar en la silla de trabajo

¿Por qué necesitas una silla ergonómica?

¿Sales de la oficina con dolor de espalda?

¿Sientes cargadas las cervicales y los riñones?

¿Tienes digestiones difíciles cuando vuelves a trabajar después de comer?

Estos son algunos de los efectos que provoca estar todo el día sentado en una silla inadecuada.

Opta por una silla ergonómica que se adapte a ti y a tu cuerpo.

Las sillas ergonómicas favorecen una posición de descanso activo en tu organismo, al mismo tiempo que su diseño respeta las curvas naturales de tu espalda.

Gracias a su diseño ergonómico, la silla impide que tu cuerpo se resienta después tantas horas de inactividad, y en definitiva, permite que tu cuerpo funcione como realmente debe funcionar.

Suma salud a tu día a día con una silla ergonómica para la oficina, porque no todas las sillas son iguales…

Todas nuestras sillas disponen del certificado europeo de calidad EN-1335